Excelsior.com.mx Uno de cada cuatro pesos en el país es generado por los mexicanos que laboran en condiciones de informalidad, los cuales representan 59,8% de la población ocupada en el país, reveló el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

De acuerdo con la Medición de la Economía Informal 2003-2012 este sector conformado por 29,3 millones de ocupados contribuye con 25% del Producto Interno Bruto (PIB), lo que significa que es responsable de una cuarta parte de crecimiento económico nacional.

José Arturo Blancas Espejo, director general de Estadísticas Económicas del organismo descentralizado, explicó que la aportación de la economía informal al crecimiento radica en que ésta se conforma tanto de unidades económicas que no cuentan con registros básicos para operar como de actividades que van desde la agricultura de subsistencia, el servicio doméstico no remunerado así como trabajos que pese a estar ligados a empresas formales carecen de protección.

José Arturo Blancas Espejo, director general de Estadísticas Económicas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía , Eduardo Sojo, presidente del organismo y Francisco Guillén, director adjunto de Cuentas Nacionales del instituto, presentaron el estudio Medición de la Economía Informal 2003-2012. Foto: Karina Tejada

Actividades

Los resultados muestran que el comercio es la actividad económica que genera mayor valor a la informalidad con 32,5%, fenómeno que se explica porque el hecho de que según diferentes sondeos, siete de cada 10 mexicanos compran en este sector.

Las actividades relacionadas con servicios contribuyen a la informalidad con 19,5% de su valor, mientras que en tercer lugar se ubican las actividades manufactureras con 16,5%.

La medición indica que a lo largo del periodo 2003-2012, la economía informal contribuyó con 25% al Producto Interno Bruto, siendo los puntos más altos en 2003 con 27,2%, y 2009 con 26,9%.

Eduardo Sojo, presidente del organismo descentralizado, señaló que el desempeño de esos años se debe a que la informalidad se fortalece en las crisis económicas debido a que tiene mayor flexibilidad para ajustarse al escenario en cuestión a través menores salarios y menores ingresos.

Ajustes

También hay un componente de mercado pues durante las crisis tienden a ganar más clientes debido a que la gente deja de comprar en el sector formal, y migran a otras formas de comercio o a otras formas de servicios que sean más económicas”, comentó Eduardo Sojo.

Bajo este contexto, para la serie de 2004-2012 la economía informal del país registró un crecimiento promedio de 2,23%.

De esta manera, en este periodo la informalidad que comprende actividades de agricultura de subsistencia, servicio doméstico no remunerado y puestos de trabajo sin prestaciones laborales se incrementó 2,32%, mientras que la que está relacionada con micronegocios que no cumplen la normatividad vigente fue de 2,09%.

Formales generan más riqueza

Los trabajadores formales en el país, los cuales representan 40,2% de la población ocupada, generan 75% del PIB.

De acuerdo con los resultados de la Medición de la Economía Informal 2003-2012 el crecimiento de la formalidad en ese periodo fue de 2,94%, cifra por encima de la registrada por la informalidad.

Así, Rodrigo Negrete Prieto, investigador del INEGI, detalló que aunque de diciembre de 2012 a junio de 2014 la economía no ha crecido vigorosamente, la formalidad se ha incrementado como consecuencia de las reformas estructurales que se han llevado a cabo.

La Reforma Laboral de diciembre de 2012 más la Reforma Fiscal que entró en vigor en enero de este año han desencadenado más inspecciones y fiscalizaciones que han beneficiado la formalidad”, comentó.

Además, el investigador del INEGI destacó que el porcentaje de los trabajadores que están en condiciones de informalidad en el país ha disminuido de 60 por ciento a 59,8% en ese periodo.

Un sector que produce poco

Los puestos de trabajo en el sector formal producen 2,3 veces más que aquellos que se encuentran en la economía informal, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En el periodo 2003-2012, el INEGI calculó que las plazas laborales que se ubican en empresas formales y que cuentan con todas las prestaciones de ley produjeron 387 mil 355 pesos anuales promedio, mientras que aquellos que se ubican en unidades no registradas o sin contar con los beneficios legales, produjeron 118 mil 523 pesos por año.

Respecto a estas últimas, Arturo Blancas, director general de Estadísticas Económicas del INEGI, señaló que “si bien se refleja que la contribución a la producción de ambos tipos de informalidad son casi similares, es de destacar que en todos los años la productividad en otras modalidades es mayor”.

Blancas atribuyó esta situación a que la productividad en otros tipos de informalidad se beneficia de las características que tiene la economía de las empresas formales del país.

Desempeño

Otro tema importante en la productividad en la informalidad es su evolución en periodos de crisis económica.

De acuerdo con cálculos realizados por Excélsior con datos del INEGI, en el periodo de crisis, es decir entre 2008 y 2009, la productividad en la economía informal varió a -2.45 por ciento anual, una caída que fue más pronunciada de lo que descendió la productividad de la economía formal, que apenas fue de 0.05 por ciento anual.

A su vez, la caída de la informalidad también fue mayor que la baja de la productividad total de la economía, que mostró un decremento de 0,75%.

Y no sólo la caída de la productividad fue más pronunciada en los informales en el periodo de crisis con respecto a los formales, sino también que su recuperación ha sido más lenta.
En el periodo 2010-2012, con los datos del INEGI se revela que el crecimiento de la productividad en el sector formal fue de 4.9 por ciento promedio anual, mientras que la productividad de los informales tuvo una disminución promedio anual de 0,07%.

Por ello, tanto para el periodo de la crisis como de la postcrisis, el crecimiento de la productividad fue inferior en la economía informal (de hecho fue negativa) a la que registró la economía formal.

Por otro lado, en el periodo de crisis 2008-2009, la productividad laboral de las actividades económicas presentaron caídas. Las primarias cayeron 0.13%; las secundarias, 0.83%; y las terciarias mostraron una baja de 3.48 por ciento.