Caracas. La firma consultora Aristimuño Herrera & Asociados indicó en su reporte semanal que la banca venezolana es ahora la más controlada de América Latina, luego de la entrada en vigencia de la nueva Ley de Instituciones del Sector Bancario.

"Se le coloca un techo de financiamiento en créditos al consumo no mayor a 20% de la cartera de créditos, se le pidió a la banca Bs.F. 15.000 millones (US$3.484 millones), para financiar proyectos de vivienda, adicionales a 10% de la cartera hipotecaria obligatoria y cuyo proceso para la aplicación de fondos se encuentra en etapa de definición entre gobierno y banca", dice la empresa.

Pero además, la firma consultora recuerda que las entidades bancarias mantienen previamente ciertas obligaciones que se unen para así afirmar que el sistema venezolano es el más regulado de la región.

"Aquí la banca se encuentra afectada por un control de tasas de interés, tanto activa como pasiva; muchas de las comisiones se encuentran reguladas en lo que a su cobro se refiere; se ha prohibido las operaciones de bancos venezolanos fuera del país con los llamados Paraísos Fiscales o Banco Off Shore", señala.

Agrega también el aumento del aporte a Fogade; y el hecho de que la banca esté operando con más del 50% de su cartera de créditos en préstamos preferenciales en cuanto a las gavetas dirigidas.

Y además, dice Aristimuño Herrera & Asociados, "se les ha pedido desincorporar de su cartera de inversiones, con la finalidad de alimentar el Sitme, los papeles en moneda extranjera en su cartera de inversiones".