México y la India se perfilan como los favoritos de los inversionistas del grupo de países que integran los mercados emergentes, destacó un análisis de Natixis Global Asset Management.

El banco de inversión refirió que México es cada vez más competitivo debido a las reformas estructurales en sectores como energía y educación, por lo que sus costos de producción son más favorables respecto de la mano de obra asiática.

El documento puntualizó que otro factor en favor de México es su proximidad con Estados Unidos, sobre todo ahora que la economía estadounidense muestra indicios de recuperación.

En este momento, puntualiza el análisis, el pronóstico para el crecimiento del Producto Interno Bruto en los mercados emergentes es de entre 4 y 5%; sin embargo, cada país cotiza con base en sus propios fundamentales y no como parte de una clase de activos homogénea.

Encareció que las materias primas, las presiones en las divisas, las desaceleraciones económicas y las reformas estructurales generaron una divergencia entre estas naciones en los últimos meses.

“Durante casi toda la década del 2000, el desempeño de los mercados emergentes se impulsó por varios factores comunes, lo que incluyó los niveles de crecimiento de doble dígito o casi doble dígito, fortalecimiento de sus divisas locales y el aumento de las exportaciones”, explica.

También estipula que en los últimos meses se observó una apreciación en el dólar y una baja en los precios del petróleo, lo que aumentó las primas de riesgo de los emergentes, sobre todo para los exportadores de petróleo.

Igualmente, precisa que en el caso de las monedas locales, el índice gobierno JP Morgan (GBI-EM) se redujo en aproximadamente 15% en términos de dólares estadounidenses en los últimos dos años.