Rio de Janeiro. La economía brasileña se estancó (0,0%) en el primer mes del cuarto trimestre, siguiendo la tónica de desaceleración que registra este año pese al crecimiento del 0,1% en el tercer trimestre, según un informe divulgado hoy.

Los datos, revelados en el Indicador Serasa Experian de la Actividad Económica (PIB Mensual) de la consultora Serasa, muestran que el crecimiento de la economía brasileña en octubre cayó un 0,3% ante el mismo mes de 2013.

Con ello, entre enero y octubre la economía brasileña se expandió apenas un 0,2% ante el mismo período del año anterior.

Según Serasa, el mes de octubre vino marcado por el descenso del 0,4% en la actividad agropecuaria y del 0,6% en el sector industrial, mientras que el sector de servicios subió un leve 0,1% ante el mes anterior.

El consumo de las familias creció un moderado 0,3% en la apertura del cuarto trimestre, mientras que el gasto del gobierno bajó un 0,9%, las inversiones recularon un 1,1%, las exportaciones retrocedieron un 7,7% y las importaciones, un 9,7%.

Según el informe, la caída del 1,1% en las inversiones acumularon un descenso del 7,9% en los primeros 10 meses del año, siendo el principal elemento a pesar negativamente sobre el crecimiento de la economía en 2014.

Serasa atribuyó la estancación de la economía en octubre a la incertidumbre sobre el resultado de las elecciones presidenciales, a los bajos niveles en los índices de confianza de los consumidores y de los empresarios y al aumento de la tasa de interés básico.