La libertad económica promedio, se elevó de 5,55 (de un puntaje máximo de 10) en 1980 a 6,70 en 2007, pero se redujo a 6,67 en 2008, el año más reciente y con el cual se desarrolla el informe de las instituciones responsables.

Lo anterior señala que la libertad económica global presentó un retroceso. Esto es lo que se puede constatar del estudio elaborado en conjunto por el ElCato.org, el Fraser Institute y El Economista.

De los 123 países con puntajes en 2007 y 2008, 88 mostraron una reducción y solamente 35 registraron un aumento en su puntaje. En el índice de 2010, Hong Kong sigue obteniendo el puntaje más alto en libertad económica, 9,05 de 10, seguido por Singapur, Nueva Zelanda, Suiza, Chile, EE.UU., Canadá, Australia, Mauritania y el Reino Unido.

En el mismo informe, se presenta una investigación que demuestra el impacto de la libertad económica sobre las tasas de desempleo y homocidio. Según Horst Feldmann, más libertad económica parece reducir el desempleo y la magnitud de este impacto parece ser sustancial, especialmente entre la gente jóven. Edward Peter Stringham y John Levendis en tanto, examinan el efecto de la libertad económica sobre las tasas de homicidio en Venezuela, Colombia, Sudáfrica, Letonia y Lituania. Los resultados sugieren que aumentos en la libertad económica conducen a una reducción de homicidios.

El análisis sobre la Libertad económica en el mundo del ejercicio 2010 comprende 141 naciones para 2008, el año más reciente para el cual hubo información disponible.

Libertad económica en el mundo utiliza 42 criterios distintos para crear un índice que califica a los países alrededor del globo en base a sus políticas promotoras de la libertad económica.

La libertad económica está compuesta por cinco áreas distintas: el tamaño del Estado; estructura jurídica y garantía de los derechos de propiedad; acceso a una moneda sana; la libertad de comercio internacional; y la regulación crediticia, laboral y de la empresa.