Londres. El sector privado de la zona euro se disparó este mes, de acuerdo con un sondeo anunciado este jueves, frente a expectativas de una desaceleración del crecimiento y preocupaciones sobre una doble recesión.

Tanto los sectores de servicios como el manufacturero tuvieron un aumento en el ritmo de crecimiento y las empresas realizaron más contrataciones, aunque la firma Markit, que elaboró el sondeo, advirtió que podría tratarse de una potenciación temporal por el reciente Mundial de Fútbol.

"Estamos muy sorprendidos. Es un buen comienzo al segundo semestre del año (...) pero todavía sospechamos que habrá una desaceleración del crecimiento en la segunda mitad del año", dijo en una teleconferencia Chris Williamson, de Markit.

El índice de Gerentes de Compra (IPM por sus iniciales en inglés) Markit adelantado del sector servicios para la zona euro, realizado mediante consultas a 2.000 empresas que incluyen desde hoteles a bancos, subió a 56,0 puntos en julio desde 55,5 en junio, superando claramente unas expectativas de 55,0.

También el índice manufacturero creció, subiendo a 56,5 en julio desde 55,6 el mes anterior y contra pronósticos de 55,2.

El índice compuesto se incrementó a 56,7 desde 56,0 de junio y frente a una previsión de 55,5.

"Esto sugiere que en el conjunto de la zona euro se evitará una recaída en la recesión", sostuvo Williamson.

En Alemania, la mayor economía de Europa, el sector servicios creció a su ritmo más rápido en casi tres años, al tiempo que la actividad manufacturera se expandió a un ritmo no lejano a un máximo de 14 años alcanzado en abril.

La vecina Francia registró un repunte en los servicios, pero el sector manufacturero se desaceleró.

El índice sobre el empleo en toda la zona euro subió a 51,7 en julio desde un 50,8 en junio, alcanzando un máximo desde abril del 2008.

La expansión general habría sido motorizada por un alza en los nuevos pedidos, al mejorar las condiciones de los mercados y las exportaciones de la mano de la debilidad del euro en los últimos meses.