El primer mes de 2017 empezó con una baja en la recaudación de ingresos en Panamá, estando alrededor de 10% menos del año pasado, y 11% menos que lo programado.

Este año el presupuesto era mucho menos ambicioso que los pasados, ya que esperaban solo un crecimiento de 1%, sin embargo, no se logró.

Según el informe publicado por la Dirección de Ingresos, al que tuvo acceso ANPanamá, en el mes de enero 2017, los ingresos corrientes recaudados, reflejan un total de US$462 millones de los de este total, US$368,1 millones pertenecen a la recaudación de ingresos tributarios, US$89,2 millones a ingresos no tributarios y US$4,6 millones a otros ingresos corrientes.

Al observar la caída, esta se puede atribuir a los ingresos no tributarios en los que se incluyen los aportes del Canal de Panamá, en el que en el informe se observa un aporte en el 2016 pero no en el 2017, lo cual probablemente sea ajustado en los próximos meses.