Sao Paulo. Impulsados por una economía de gran crecimiento, los ingresos por concepto impuestos del gobierno federal de Brasil se expandieron en 2010 en casi un 10%, en términos reales, informó el jueves la autoridad tributaria.

Los ingresos tributarios federales totales alcanzaron el año pasado 805.700 millones de reales brasileños (US$482.000 millones) un alza de un 9,9% en términos ajustados a la inflación, respecto al 2009, según la autoridad tributaria. La inflación brasileña alcanzó un 5,9% en 2010, un incremento respecto al 4,3% registrado en el 2009.

En gran medida, los ingresos se elevaron por el rápido crecimiento económico de Brasil, estimado en cerca de un 7,5% en el 2010. Los ingresos también subieron debido a que el gobierno de Brasil retiró gradualmente las reducciones tributarias que implementó durante la recesión de 2008-2009.

En tanto, hacia fines del 2010, el gobierno logró impulsar los ingresos al ordenar un alza de las tasas impositivas para ciertas transacciones financieras, que incluyen los flujos de inversión extranjera a corto plazo en el segmento de renta fija.

Un portavoz de la autoridad monetaria dijo que el gobierno proyecta un crecimiento nominal de un 10% en los ingresos en 2011.