Tegucigalpa. Hasta este lunes comenzó el gobierno a revisar la operación del Plan Estratégico para la Gestión y Ahorro de Combustibles y Energía aprobado desde el 20 de marzo para enfrentar las alzas en los precios de los combustibles.

Se trata de las nuevas medidas de ahorro energético que fueron publicadas en La Gaceta 23 días después de su aprobación, es decir, la semana anterior y que están orientadas a fomentar el ahorro de combustible y energía a nivel del gobierno y población.

Miembros de la Comisión para la Ejecución y Seguimiento del Plan se reunieron este lunes por primera vez para analizar los avances en el cumplimiento de las medidas que en su mayoría no han comenzado a funcionar en su totalidad pese a las históricas alzas registradas en los carburantes.

“Hemos realizado una reunión de seguimiento con este tema tan frágil que tenemos para ir terminando de delinear la parte operativa del Plan Estratégico, así como también ir midiendo los diferentes avances que se han alcanzado y que se han ido impulsando permanentemente”, dijo el subsecretario de Industria y Comercio, Juan José Cruz.

Plan. El Plan establece varias medidas en cuatro grandes áreas que son el ahorro de energía, ahorro de combustible, ordenamiento vial y el ahorro en la administración pública.

En el caso del gobierno se ordena que los empleados públicos cumplan un horario diario de trabajo de 9:00 de la mañana a 5:00 de la tarde.

También ordena la implementación del “Hoy no circula” para los vehículos del Estado, medida que a juicio de expertos irá al fracaso, considerando que un alto porcentaje de los automotores públicos circulan sin placas y sin identificación del Estado.

Estos vehículos sin identificación son en su mayoría camionetas de lujo y de alto consumo de combustible, utilizados por ministros, viceministros, directores gerentes y hasta funcionarios de segunda y tercera categoría.

Asimismo, establece la implementación de campañas educativas de ahorro de energía y combustible, la creación de nuevos planes de reordenamiento vial en las principales ciudades de Honduras, tarifas multihorarias para fomentar el consumo de energía en horas de bajo consumo, regulaciones en la circulación de las unidades del transporte de carga, mayor supervisión de buses y taxis, entre otras medidas.

El plan contempla la creación de una Comisión encabezada por el presidente Porfirio Lobo e integrada por varias secretarías de Estado, municipalidades, empresa privada, medios de comunicación, sociedad civil y otros sectores.