La integración y la cooperación económicas regionales se encuentran en el centro de la reunión de líderes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) inaugurada este miércoles en Manila.

La iniciativa china de "la Franja y la Ruta" también estará en el centro de atención debido a que se espera que el presidente chino, Xi Jinping, quien la propuso en 2013 con el fin de promover la integración y la conectividad regionales, presente los avances logrados en la implementación de la iniciativa y las oportunidades que esta brinda a la región y el mundo.

Como indican analistas políticos, el desarrollo económico de muchos países en Asia-Pacífico se ha visto seriamente obstaculizado por infraestructuras inadecuadas. Sin embargo, las iniciativas de China, incluida "la Franja y la Ruta", aparecen ahora como una solución importante para el cuello de botella.

"Ahí es donde entran en escena la iniciativa de 'la Franja y la Ruta' y el Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras (BAII). Con abundante inversión, los países podrían acelerar la construcción de infraestructuras para impulsar el crecimiento económico", señaló Benito Lim, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Ateneo de Manila.

La iniciativa de la Franja Económica de la Ruta de la Seda y la Ruta Marítima de la Seda del Siglo XXI ("la Franja y la Ruta") tiene como objetivo rejuvenecer las dos antiguas rutas comerciales y abrir más los mercados de una manera mutuamente beneficiosa.

Desde que fuera presentada por Xi en 2013, la iniciativa ha sido elogiada ampliamente en Asia, Europa y Africa debido a que ofrece numerosas oportunidades para una mejor vida y más desarrollo a los países y regiones pertinentes.

Hasta este punto, China ha llegado a acuerdos con muchos países para aunar esfuerzos con el objetivo de promover la ambiciosa e inspiradora iniciativa que incluye a más de 60 países y regiones con una población total de 4.400 millones de personas.

El domingo, Xi y el presidente ruso, Vladimir Putin, renovaron su acuerdo sobre la alineación de la iniciativa china de "la Franja y la Ruta" con la iniciativa rusa de la Unión Económica Euroasiática en Anatolia, Turquía, donde ambos líderes asistían a la Cumbre del G20 de 2015.

Durante la primera visita de Estado del presidente chino a Vietnam a principios de este mes, los dos países acordaron ampliar la cooperación en el marco de la iniciativa china.

China ha sellado acuerdos similares con otros países como Singapur, Kazajistán, Mongolia y Malasia.

China también ha logrado grandes avances a través de mecanismos como el 10+1 de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), la Organización de Cooperación de Shanghai y el mecanismo de cooperación de los países BRICS.

"Es una búsqueda muy inusual y una nueva estrategia que nunca vi antes. A través de la iniciativa, China alienta a los países a formar la asociación económica y realmente promover la conectividad y la integración", dijo Lim.

Muchos observadores señalan que no hay prohibiciones para la participación de otras economías. La iniciativa china de "la Franja y la Ruta" es muy abierta e invita de manera sincera a todos los demás países para formular sus reglas.

El presidente chino ha extendido en varias ocasiones la bienvenida a todas las economías interesadas en participar en la iniciativa.

Apenas dos años tras la presentación de la iniciativa, los vínculos económicos entre los países y regiones pertinentes ya se han promovido grandemente.

Las inversiones directas chinas hacia el extranjero crecieron de varios miles de millones de dólares estadounidenses en 2004 a cerca de 116 mil millones de dólares el año pasado, y el país asiático se ha convertido en el tercer mayor exportador de capital del mundo.

Con el establecimiento del BAII, el Nuevo Banco de Desarrollo del BRICS, y el nuevo Fondo de la Ruta de la Seda, China bifurca su inversión hacia economías emergentes en lugar de solo dirigirla a los países desarrollados.

Según cifras oficiales de China, las empresas chinas invirtieron en 48 países a lo largo de "la Franja y la Ruta" el año pasado. Su inversión aumentó un 66 por ciento respecto al año anterior, llegando a US$12.030 millones, y entre los destinos de estas inversiones se incluyen Singapur, Kazajistán, Laos, Indonesia, Rusia y Tailandia.

Además, los países y regiones a lo largo de "la Franja y la Ruta" invirtieron US$6.120 millones en China en los primeros nueve meses de 2015, un aumento del 18,4% en comparación con el mismo periodo del año pasado. También invirtieron en el establecimiento de 1.604 empresas en China, un aumento del 19 por ciento.

La Cumbre del APEC, una plataforma para que los miembros compartan experiencias y se ayuden mutuamente a resolver problemas económicos, es una ocasión importante para que los líderes de los países miembros impulsen las iniciativas chinas a fin de materializar el Proyecto de Conectividad del APEC 2015-2025.