Sala de inversión. Existe preocupación en cuanto a los mercados financieros sobre el retiro de estímulos monetarios por parte de la Reserva Federal, sigue generando alta volatilidad en los mercados financieros del mundo, sobre todo mientras Estados Unidos continúa en proceso de recuperación de la economía, como se muestra en varios indicadores.

Este jueves, dieron a conocer en Wall Street la inflación de diciembre que se ubicó en 1,5% durante el 2013, por debajo del 2% que desearía la FED, y por otro lado, el índice manufacturero de la Fed de Filadelfia se ubicó en 9,4 puntos, superando los 8,6 puntos estimados por el consenso. La mejora de estos datos aumentó las expectativas de que la FED podría volver a reducir los estímulos en la próxima reunión del organismo que se llevará a cabo el 30 de enero próximo.

La realidad es que los mercados tienen que entender que tarde o temprano van a eliminar por completo los recursos para la compra de bonos en los Estados Unidos, pero también tienen que considerar que por otro lado la economía se sigue recuperando y mientras lo haga con menos estímulos, los beneficios serán mayores en el mediano y largo plazo.

En México, no se observa que haya retiro excesivo de capitales en el mercado accionario, simplemente no hay demanda suficiente que le permita mantener la tendencia alcista, y eso se refleja en el bajo volumen de acciones negociadas en este año.

Análisis Técnico. Este jueves cayó el mercado de acciones mexicano, tampoco se observa un exceso de oferta, y esto lo demuestra la caída en el volumen de acciones negociadas. Técnicamente, el IPC cayó hasta sus promedios móviles de un mes y el de 100 días, mientras que el MACD está a punto de cruzar su promedio móvil, pero es importante que el principal índice de la Bolsa de México respete los 42.150 al cierre para evitar una caída hasta 41.500 puntos.