Santiago. Un nuevo estudio de Regus, proveedor líder de soluciones innovadoras para el espacio de trabajo, revela que un importante número de profesionales chilenos podría abandonar sus empleos, debido a la falta de ascenso y a jefes que no conocen o que no les dicen cuáles son los objetivos de la empresa.

Para el 36% de los encuestados el hecho de no tener ninguna perspectiva de ascenso es el factor más determinante a la hora de pensar en dimitir. El 43% y el 33% de los encuestados no se quedarían en una empresa que no tenga una visión estratégica ni una buena comunicación con la dirección, respectivamente.

Otros factores que provocan tensión son tener colegas desagradables (32%) y el exceso de trabajo.

Michael Turner, Vicepresidente de Regus para Latinoamérica, comenta: "Si tenemos en cuenta que los informes indican que uno de los efectos de la recuperación es que muchos empleados han empezado a abandonar su puesto de trabajo para buscar otro, las empresas que no tomen las medidas oportunas puede que estén abocadas a quedarse sin su personal más valioso”.

Tensión. "La tensión provocada por el exceso de trabajo ha aumentado durante la crisis económica: la gente ha estado trabajando con más intensidad y durante más horas. Para capear el temporal se recortaron las bonificaciones y los incentivos pero, según se va recuperando la economía, los empleados van a acudir a las empresas que les ofrezcan mejores condiciones, y no necesariamente el salario más elevado", agrega el ejecutivo.

Otros factores que provocan tensión son tener colegas desagradables (32%) y el exceso de trabajo, motivo que aduce el 28% de los encuestados para decidirse por un cambio radical.

Casi un quinto de los encuestados también dejaría su puesto de trabajo si un jefe no reconociese el mérito de su trabajo (12%). Otros motivos de insatisfacción que podrían convertirse en la gota que colma el vaso serían la falta de confianza en la capacidad de los colegas (17%), un trayecto al trabajo demasiado largo y la falta de flexibilidad para trabajar en casa y en la oficina (13%).

En Chile, con un 24% de empleados que se queja de no poder cambiar la distribución ni la duración de las pausas, casi un tercio (9%) pide tener un horario de trabajo flexible.

Metodología del estudio. Más de 15.000 empresarios pertenecientes a la base de datos de Regus fueron entrevistados durante febrero y marzo de 2010.

La base global de Regus tiene más de un millón de contactos entre los que se encuentran gerentes y dueños de empresas de todo el mundo.

A los entrevistados se les preguntó sobre cuáles eran las cuestiones que los harían renunciar a sus trabajos así como las que los retendrían. El estudio fue manejado y administrado por la consultora independiente MarketingUK.