Berlín. Una misión de un equipo de inspección internacional descubrió que Grecia ha incumplido todas las metas fiscales acordadas bajo su plan de rescate, lo que pone en riesgo un mayor financiamiento para Atenas, según una revista alemana.

"La troika estima en su reporte, que se presentará la semana próxima, que Grecia ha incumplido todos sus objetivos fiscales acordados", publicó la revista Spiegel, en un adelanto de su artículo.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) , la Comisión Europea y el Banco Central Europeo (BCE) - grupo conocido como la troika - actualmente tiene un equipo en Grecia evaluando cuán sustentables son las deudas del país.

La misión realizará reuniones la semana próxima antes de la esperada finalización del reporte.

"El déficit en el presupuesto público fue más alto que el esperado", dijo la revista, sobre los hallazgos del reporte.

"La razón es que el Gobierno griego aún gasta más de lo acordado en el programa de ayuda. Encima de eso, los ingresos fiscales son todavía más bajos de lo demandado", indicó.

El FMI ya ha dicho que no puede liberar su parte de un tramo de ayuda por 12.000 millones de euros (US$17.000) a Grecia el mes próximo si las condiciones fiscales que apuntalan el rescate no se cumplen. El principal funcionario económico de la Comisión Europea dijo que la UE fijaría las mismas condiciones.

"Nosotros los europeos tenemos las mismas condiciones que el FMI", dijo el comisario de Asuntos Económicos de la UE, Olli Rehn, citado en el mismo anticipo de la edición del lunes de Spiegel.

"Decidiremos sobre el tramo próximo después del reporte de la troika. La situación es muy grave", agregó Rehn.

A casi 330.000 millones de euros (US$469.000 millones), o un 150% del producto interno bruto (PIB), la deuda de Grecia es tan alta que muchos economistas temen que el país inevitablemente tendrá que reestructurar.

El alicaído Estado de la zona euro, que provocó una crisis de deuda soberana en 2009, además requiere conseguir apoyo de los partidos de oposición para las reformas fiscales antes de que la UE y el FMI liberen más pagos.

Funcionarios de la UE han pedido a Atenas que incremente las privatizaciones con urgencia y sugirieron implementar una institución fiduciaria para supervisar el proceso, similar al organismo que privatizó a las compañías alemanas tras la caída del comunismo.

Spiegel publicó además que los expertos de la troika estimaron que Grecia tenía activos por un valor de 300.000 millones de euros, que podría vender para cumplir sus metas.