El Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) señala que “la caída en las exportaciones de productos no tradicionales durante el primer trimestre de este año causará mayor desempleo y aumento del subempleo”.

El gerente general del IBCE, Gary Rodríguez, explicó en base a datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) que entre enero y marzo del 2010 las exportaciones no tradicionales cayeron un 24% respecto a similar período de la gestión pasada, de $us 304,26 millones a US$230,73 millones.

Al respecto, la ministra de Planificación del Desarrollo, Viviana Caro, dijo que desea conocer primeramente los datos del INE, en caso de que exista una caída en las exportaciones no tradicionales, para saber si es un problema de stock o de acceso a mercados.

“Hay buenas perspectivas de exportación de productos no tradicionales hacia el futuro. Los precios a futuro en el caso de la soya, por ejemplo, son muy altos”, afirmó la funcionaria.

Por su parte, el viceministro de Relaciones Económicas y Comercio Exterior, Pablo Guzmán Laugier, dijo que la disminución en la venta de productos no tradicionales, como los alimentos, se debió a la sequía registrada el 2010.

“El efecto proviene de la disminución en la producción de ciertos sectores como el sector de la soya, de ciertos alimentos, productos y agroindustriales que han sufrido a consecuencia de la sequía del año pasado”, concluyó. La soya es uno de los productos estrella del oriente del país.