El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) estimó que la carga tributaria -recaudación como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB)- se ubicará en 10,9%, y no en 11,1% como está estimado en el Presupuesto del Estado.

“La carga tributaria no sólo será más baja que lo que proyecta el Presupuesto, sino que será menor que la registrada en el 2011, cuando se ubicó en 11%”, explicó el economista del Icefi, Ricardo Barrientos, durante el diagnóstico "Guatemala: los desafíos fiscales del nuevo gobierno".

Barrientos explicó que la base de las estimaciones toman en cuenta las últimas proyecciones macroeconómicas del Banco de Guatemala, donde se revisan a la baja las proyecciones de crecimiento económico y otras variables sobre las cuales fue calculado el Presupuesto de este año.

El estudio del Icefi señaló que otro factor determinante en el desempeño de la carga tributaria es el comportamiento del comercio exterior, debido a la dependencia de la recaudación en el Impuesto al Valor Agregado de las (IVA) de las importaciones.

El director ejecutivo del Icefi, Hugo Pino, indicó que a diferencia del 2011, cuando las importaciones crecieron 22,7% -por arriba del 10% del PIB nominal-, con un aporte de 0,15% del PIB a través de los Derechos Arancelarios a la Importación y el IVA de Importaciones, para el 2012, se proyecta una desaceleración de las importaciones al ubicarse en 7,3%.

Otros factores que determinarán la baja de la carga tributaria este año es que no habrá una amnistía fiscal, que aportó 0,16% del PIB en el 2011 -una reducción de las regalías petroleras e hidrocarburos.

La viceministro de Finanzas, María Castro, reconoció que la carga tributaria será de 10,9% como lo estimó el Icefi, y consideró que el principal impacto se deriva en el retraso de la aprobación de la Ley Antievasión II.

“Se había previsto su aprobación en diciembre del 2011 y su entrada en vigor en enero del 2012, pero fue aprobado este año y cobró vigencia hasta en abril”, detalló.