Rio de Janeiro.- La economía de Brasil creció 0,2% en el segundo trimestre del año frente al primer trimestre, informó el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Además, el crecimiento en el primer trimestre, que actualizó a un 0,1% (anteriormente lo ubicó en un 0,4%), por lo que el PIB brasileño de enero a marzo creció un 1,1% en comparación con el mismo periodo del año pasado, y en los últimos 12 meses hasta junio se expandió un 1,4%.

Según la coordinadora de Cuentas Nacionales del IBGE, Rebeca de La Roque, el PIB brasileño sigue en el mismo nivel del primer semestre de 2011.

"No varió mucho desde entonces. El mayor nivel se logró en el primer trimestre de 2014, justo antes de empezar la recesión. Actualmente, se está un 6% por debajo de este récord", indicó De La Roque.

Por su parte, el economista Bruno Duarte dijo a Xinhua que "el consumo de las familias todavía está siendo presionado por el alto nivel de desempleo y las inversiones están limitadas por la ociosidad de las empresas y por la incertidumbre que hay sobre la campaña electoral y la política económico del próximo gobierno, que asumirá el 1 de enero".

"Los recelos que hay y las incertidumbres sobre el futuro hacen que las inversiones queden aparcadas y que los consumidores compren menos o aplacen los gastos. Ya el gobierno está sin margen de maniobra para invertir, porque las cuentas públicas están en rojo. Todo esto crea un círculo vicioso" que impide el crecimiento de la economía, agregó.

En tanto, el economista en jefe de Goldman Sachs para América Latina, Alberto Ramos, tras conocer el resultado presentado este viernes por el IBGE comentó que "la economía (de Brasil) está paralizada. Las tasas de crecimiento de los últimos tres trimestres fueron mediocres".