Las deudas que por el orden de 1.200 millones de lempiras (US$62,3 millones) están asfixiando al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) han hecho que la institución tenga en la mira, nuevamente, millonarios recursos del régimen Invalidez, Vejez y Muerte (IVM).

Se trata de unos 400 millones de lempiras (US$20,7 millones) los que se tomarían del régimen para hacer un "abono" a gran deuda que se mantiene con los proveedores.

Sin embargo, la Comisión Nacional de Banca y Seguros (CNBS) mantiene reservas en torno a este tema debido a que el régimen IVM debe honrar deudas con el régimen Enfermedad Maternidad (EM).

Análisis. "Uno de los aspectos que recomienda la Comisión (de Banca y Seguros) es hacer un análisis de cómo se encuentran los fondos destinados a IVM, porque hay deudas pasadas (con EM) y es necesario hacer una readecuación interna" dijo Carlos Montes, presidente de la junta directiva del IHSS. La posición de los trabajadores y de los representantes del gobierno en la junta directiva es que el préstamo "puente" o autopréstamo sea con el IVM, pese a las consideraciones que ha puesto la CNBS.

La tasa de interés que pagaría por el monto del crédito es de un 4%, fondos que se saldarán en un año, según se conoció, con los recursos que ingresen por el rompimiento de techos.

Mario Zelaya, director del IHSS, explicó que la CNBS hizo recomendaciones en su informe de viabilidad del préstamo. Las mismas van desde una reestructuración en el IHSS y la readecuación de la deuda ya existente (entre IVM y EM).

"En la actualidad existe una deuda de IVM hacia el régimen EM, y lo que recomiendan es que se reacomode dicha deuda a manera que se pueda cumplir con los pagos que tiene que realizar el régimen EM", dijo Zelaya.

EL HERALDO también conoció que al interno de la junta directiva, parte del sector empresarial está en contra de que el IHSS utilice los fondos del IVM, y más bien propone que la institución tramite un préstamo de igual cantidad en la banca privada. Sin embargo, los sectores de gobierno, trabajador y Colegio Médico se oponen a esta iniciativa y ven factible gestionarlo con los fondos IVM.

"Si el Seguro va a otros bancos (privados), es el mismo dinero que va a recibir y a intereses más altos, no tiene lógica, nos sentimos impresionados porque en vez de que le demos mejores condiciones, estaríamos favoreciendo a la banca privada", expresó Felícito Ávila, ministro de Trabajo.