Lima. El intercambio comercial entre la Unión Europa y Perú se va “más que a duplicar” con la entrada en vigencia del Acuerdo Multipartes a partir de hoy 1 de marzo, aseguró el jefe de la delegación de la Unión Europea en Perú, Hans Allden.

Señaló que para el bloque europeo este acuerdo comercial es importante, ya que Perú es ahora “un país de oportunidades”.

“El intercambio comercial en el futuro se va más que a duplicar en los próximos años; Perú tiene un potencial realmente muy grande y luego de que se estabilicen los mercados financieros y se recupere el crecimiento europeo, veremos cifras bastante sustantivas”, dijo en declaraciones a la Agencia Andina.

Según cifras oficiales, las exportaciones peruanas a la Unión Europea (UE) ascendieron a US$7.690 millones en el 2012, y sus importaciones sumaron US$5.197 millones, con una balanza comercial favorable a Perú.

Allden mencionó que Perú requiere para su desarrollo de insumos como maquinaria avanzada, químicos, camiones y productos manufacturados de ingeniería.

Por parte de Europa, detalló, hay una gran demanda de productos agrícolas tales como mango, palta, mandarina, espárrago, quinua, así como productos tropicales y pesqueros.

“Además, para Perú hay libre acceso de sus productos manufacturados, es decir no tradicionales, a partir del 1 de marzo, como productos metálicos y textiles”, indicó.

También refirió que con la entrada en vigencia de este acuerdo –que incluye disposiciones sobre la protección de los derechos humanos, laborales, el estado de derecho y del medio ambiente– Perú recibirá transferencia tecnológica de Europa, a través de un acceso gradual.

Añadió que con este acuerdo –que se estima generará un ahorro anual de más de 500 millones de dólares al final del periodo de transición– es necesario “comunicar a los actores económicos europeos y peruanos del contenido de las oportunidades” en lo referente al acceso al mercado y las reglas de propiedad intelectual, entre otros.

Igualmente, destacó que Perú es ahora “un país de oportunidades” que atrae no sólo a más turistas de Europa, sino a inversionistas que ven al país como un destino atractivo para emprender negocios.

“Atrae gente que es pesimista sobre Europa y ve más oportunidades aquí; Perú es un país de oportunidades, la clase media crece rápidamente y toda la estadística prueba que la pobreza está disminuyendo”, puntualizó.