Excelsior.com.mx Impulsada por las recientes reformas estructurales aprobadas y por el manejo de las finanzas públicas, la inversión productiva en México crecerá dos veces más el próximo año comparado con lo calculado para 2014, de acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En los criterios generales de política económica 2015 —marco económico para la iniciativa de Ley de Ingresos y el proyecto de Presupuesto de Egresos—, la dependencia expone que la inversión total (pública y privada) crecerá 4% anual en términos reales frente a 1,4% proyectado para el año corriente.

Con los cálculos anteriores, Hacienda prevé que el dinamismo de la inversión contribuirá con 22% del crecimiento económico total del país para el siguiente año.

En el paquete económico 2015, el gobierno proyecta que a partir de 2016 la inversión repuntará, creciendo a 5,9% anual hasta llegar a 7,5% en 2020. Las previsiones se basan en el escenario de que la economía de Estados Unidos crezca a una tasa promedio de 2.6% en el periodo 2016-2020, y que su producción industrial lo haga en tasas de 3% en el mismo periodo.

En 2015 habrá mayor inversión. La inversión en el país tendrá una tasa de crecimiento dos veces mayor en 2015 con relación a lo esperado para este año, como resultado de las reformas estructurales y el buen manejo de las finanzas públicas, de acuerdo a lo planteado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en los criterios generales de política económica 2015.

Así, la dependencia pronostica que el siguiente año la inversión total crecerá cuatro por ciento anual en términos reales, frente a 1,4% que espera que crezca en 2014.

En este sentido, la responsable de las finanzas públicas del país prevé que la inversión contribuya con 22 por ciento del crecimiento económico total de 2015, que prevé será de 3,7%, es decir, una aportación 0.8 puntos porcentuales.

Este resultado contrasta con 11% de contribución al crecimiento del país que dará la inversión este año, ya que Hacienda estima que aportará 0.3 puntos de 2,7% que crecería la economía.

Si bien las anteriores cifras representan una mejoría del comportamiento de la inversión frente a 2013, donde la inversión total disminuyó 1,8% en términos reales; están por debajo de los niveles alcanzados en 2011 y 2012.

Según cálculos de Excélsior con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2011 la inversión creció a una tasa anual de 7,8% en términos reales, contribuyendo con 41% del crecimiento de la economía del país; mientras que en 2012, la inversión creció 4,5%, aportando el 25% del total crecimiento económico.

Mejores perspectivas. Pese a lo anterior, como resultado de las reformas estructurales, en el paquete económico 2015 el gobierno estima que a partir de 2016 la inversión repuntará, creciendo a 5,9% anual, hasta llegar a crecer a 7.5% en 2020. Con esto, la expansión promedio anual que tendrá la inversión total en el periodo 2016-2020 será de 6,8%.

Las estimaciones descritas están basadas en el escenario de que la economía de EU crezca una tasa promedio de 2.6 por ciento en el periodo 2016-2020, y que su producción industrial lo haga en tasas de tres por ciento en el mismo periodo.

Gasto de capital. Por otro lado, de acuerdo a lo contemplado en los criterios generales de política económica 2015, el gobierno prevé erogar 839 mil millones de pesos en gasto de capital (inversión) en 2015, lo que implica una reducción del cuatro por ciento en términos reales a lo que se aprobó para el presente año.

Esta reducción implica que el gasto de inversión representará 23 por ciento del gasto programable (erogaciones destinadas al cumplimiento de las atribuciones del gobierno y demás poderes del Estado) en 2015, un punto porcentual menos de lo que se aprobó para este año.

El gasto público apoyará el crecimiento: Hacienda

El gobierno federal busca incrementar el gasto público para apoyar el crecimiento económico, aseguró la Vocería de la Secretaría de Hacienda.

Por esta razón, agregó, el Proyecto de Presupuesto de Egresos para 2015 plantea que el gasto se destine a proyectos de inversión en infraestructura y programas sociales que mejoren la calidad de vida.

Destacó que el gasto programable se destinará, en su mayoría, a desarrollo social (58,3%), desarrollo económico (31,5%), funciones de gobierno (6.7 por ciento) y el resto a otros poderes.

La iniciativa considera un crecimiento de sólo 0.9 por ciento en términos reales respecto al monto aprobado en 2014, con lo que el gasto corriente estructural es de 2.96 billones de pesos.

Las transferencias a entidades federativas y municipios serán de un billón 526.1 mil millones de pesos, 0.6 por ciento más respecto al monto aprobado en 2014.

Para los ramos administrativos se propone un gasto de un billón 177.7 mil millones de pesos, 0.7 por ciento más que el aprobado para 2014.

Con esto, dijo Hacienda, los lineamientos del Proyecto de Presupuesto promoverán el uso eficiente de los recursos productivos, fortalecerán el ambiente de negocios y financiarán políticas sectoriales y regionales para impulsar el desarrollo.

Además, se propone un déficit presupuestario de 1.0 por ciento del PIB, menor en 0.5 por ciento del PIB al aprobado para 2014 y se encuentra en línea con la trayectoria de déficit planteada en los criterios generales para 2014.

Precisó que considerando la inversión de las empresas productivas del Estado y en proyecto, la medida de déficit equivale a 3.5% del PIB.

Derivado de la transformación de Pemex y CFE, se propone un balance financiero con y sin inversión para Pemex de menos 0.9 y 1,1% del PIB, respectivamente.

4847