La inversión extranjera directa (IED) de China este año se desacelerará establemente pero será de mejor calidad, dijo el Ministerio de Comercio.

A pesar del rápido crecimiento de la IED en 2016, las compañías chinas enfrentan mayores riesgos en la inversión en el exterior debido a las fluctuaciones en los mercados financieros internacionales, las incertidumbres en la política económica de los otros países y a las restricciones de algunos países desarrollados a la inversión de China, en particular de las empresas estatales chinas, dijo el vocero del ministerio, Sun Jiwen, en conferencia de prensa.

El ministerio apoyará la inversión al exterior auténtica y legal hecha por compañías chinas capaces y calificadas, comentó Sun a los reporteros.

Se tomarán medidas para prevenir riesgos en la inversión extranjera, regular el mercado y alentar la inversión en la economía real y en las industrias emergentes.

La IED no financiera de China aumentó 44,1% para llegar a US$170.000 millones en 2016.