Santiago. La inversión extranjera directa en proyectos nuevos en Chile fue de US$7.600 millones en 2018, creando en forma directa 14.000 puestos de trabajo, lo que ayuda a que la economía chilena esté en "marcha", informó el ministro de Hacienda, Felipe Larraín.

Expresó que el monto es superior a los US$4.200 millones que registró este tipo de inversiones en 2017 en el país sudamericano.

Larraín agregó que las cifras macroeconómicas del último año del país reflejan que la economía chilena "ha recuperado su capacidad de crecimiento".

En 2018, la economía chilena exhibió una expansión del 4%, frente al 1,5% registrado el año anterior.

"La recuperación económica estuvo fuertemente ligada a una mayor inversión, que habría crecido en torno a 5% y 6% en 2018", detalló el ministro.

"Una mayor inversión permite un crecimiento más sostenible en el largo plazo", apuntó.

Larraín destacó que Chile volvió a encabezar el crecimiento económico en América Latina junto con Perú.

"Volvimos a ponernos de pie en materia económica. Esto se dio, en conjunto, con un incremento de productividad que pasó a terreno positivo, creciendo sobre 1 por ciento, y un alza importante del empleo asalariado privado", dijo.

"Estamos contentos con este primer año, creemos que Chile se puso en marcha", abundó Larraín, aunque subrayó que "tenemos muchísimo que trabajar por Chile".