Beijing. La inversión extranjera directa (IED) en China sufrió en noviembre la décima caída en los últimos once meses debido al aumento del coste de la mano de obra y la recesión económica, que ha lastrado el crecimiento durante siete trimestres consecutivos, según informó este martes el ministerio de Comercio.

La IED del país, que ha sufrido descensos desde junio pasado, disminuyó un 5,4% interanual en noviembre, y el ritmo de caída se aceleró desde el 0,24% de octubre, según datos divulgados hoy por la cartera.

"La escala de inversión extranjera que China atraerá el año próximo se mantendrá estable, sin experimentar bajadas significativas", predijo el portavoz del ministerio Shen Danyang en una rueda de prensa.

En su opinión, el impulso de crecimiento de la IED no ha desaparecido aún. Entre las condiciones favorables se encuentran una economía en recuperación y una robusta confianza de los inversores extranjeros, así como unas condiciones de inversión propicias tales como un enorme mercado de consumidores, unas fuertes industrias de apoyo, y unos recursos humanos competitivos.

"El hecho de que China superase a Estados Unidos como destino líder de la inversión extranjera en la primera mitad del año, demuestra que los inversores en el exterior siguen siendo optimistas con las expectativas de inversión en el país a largo plazo", dijo Shen.

No obstante, el portavoz avisó de la posibilidad de una situación desalentadora en materia de llegada de IED el año próximo, debido a que el crecimiento de la inversión global permanecerá débil y al aumento de los costes de la producción doméstica. Además, los comentarios negativos relativos a la situación de la inversión en China, afectarán asimismo a la confianza de los inversores, añadió.

En los primeros once meses de 2012, China atrajo US$100.020 millones en IED, un 3,6% menos que en el mismo periodo del año pasado, según el ministerio.

La IED procedente de Estados Unidos subió un 6,3% entre enero y noviembre, y la de Japón hizo lo propio con un incremento del 11,3% interanual. Mientras tanto, la cifra de la IED desde eurozona bajó un 2,9% con respecto al año anterior.