Pekín. La inversión extranjera directa en China subió en un 23,4% en el año hasta enero, a US$10.000 millones, informó este jueves el Ministerio de Comercio, en momentos en que las firmas globales siguen llevando fondos al país asiático.

Los flujos de ingreso, que repuntaron después de que el país se sumó a la Organización Mundial de Comercio en el 2001, se están recuperando luego de ser golpeados por la desaceleración económica global.

"Con la reestructuración económica de China en progreso, la inversión extranjera directa en el sector de servicios seguramente se expandirá con mayor rapidez en el futuro", dijo el portavoz Yao Jian en una sesión informativa regular.

El incipiente sector de servicios de China atrajo US$4.690 millones en inversión extranjera durante enero, lo que representa un alza de un 31,8% desde el mismo período un año atrás, indicó el funcionario.

China atrajo US$105.700 millones en inversión extranjera directa en el 2010, incluyendo un récord de US$14.000 millones de en diciembre.