La Inversión Extranjera Directa (IED) que llegó a Panamá en los primeros nueve meses del año pasado, registró, comparado con igual periodo de 2010, un incremento de US$338,6 millones. Con ello, alcanzó la cifra de US$2.057,5 millones.

Las cifras publicadas por la Contraloría General detallan que el 49% de estos flujos, es decir unos US$1.008,1 millones, correspondieron a reinversión de utilidades.

El 33%, aproximadamente US$678,9 millones, al incremento del capital en los bancos locales por parte de inversionistas residentes en el resto del mundo; y el 18% restante, es decir, US$370,3 millones a la partida “otro capital”, reporta el periódico Panamá América.

Expertos aseguran que el crecimiento económico logrado y las buenas proyecciones para este año hacen de Panamá un país atractivo para los inversionistas.

José Pacheco, viceministro de Comercio Exterior, explicó que con base en estos resultados, para este año siguen promocionando el país como una plataforma logística con el fin de atraer más empresas asiáticas y europeas.

No obstante, expertos aseguran que la economía panameña no debe depender el 100% de la inversión extranjera, puesto que esta responde a sus matrices en otros países y no a Panamá.