La inversión extranjera neta en Colombia se cuadruplicó en junio a US$676 millones, desde los US$166 millones que recibió en igual mes del año pasado, por el ingreso de flujos hacia carteras de portafolio, revelaron el lunes cifras preliminares del Banco Central.

Los inversores foráneos ingresaron a portafolios locales US$139 millones en junio, en contraste con los US$490 millones que sacaron en el mismo mes del 2015, precisaron los datos de balanza cambiaria del banco emisor.

El movimiento positivo se presenta en medio del apetito por los títulos de renta fija del gobierno, los TES, que ofrecen un mejor rendimiento en comparación con los activos de los países desarrollados, así como por la recuperación de la bolsa local.

Los inversionistas extranjeros son los segundos mayores tenedores de deuda pública interna colombiana.

En contraste, la inversión extranjera directa hacia Colombia cayó un 41,9% interanual en junio a US$586 millones, debido principalmente al descenso de los recursos que llegaron a la industria petrolera y minera, que se contrajeron un 44,8% interanual a US$412 millones.

En el acumulado del primer semestre, la inversión extranjera neta recibida por la cuarta economía de América Latina se derrumbó un 18,4% a US$5.961 millones, desde los US$7.308 millones que obtuvo en igual lapso del año previo, de acuerdo con las cifras del Banco Central.

En la primera mitad del año, la inversión foránea directa retrocedió un 30,6% a US$4.648 millones, contra el mismo periodo del 2015.

Sólo la inversión hacia petróleo y minería disminuyó un 52% a US$2.489 millones, mientras que la destinada a otros sectores de la economía subió un 42,8% a US$2.159 millones.

Por su parte, la inversión extranjera de portafolio aumentó un 12,1% en el primer semestre a US$1.634 millones.