La inversión extranjera neta en Colombia cayó un 25% en el primer trimestre a US$4.474,5 millones, frente a igual lapso del año pasado, principalmente por menos recursos destinados al sector petrolero y a los mercados financieros, revelaron el lunes cifras preliminares del Banco Central.

Según los datos de la balanza cambiaria, la inversión extranjera directa que recibió el país andino se contrajo un 10% a US$3.297 millones desde el comienzo del año hasta el 27 de marzo, con respecto al mismo periodo del 2014.

Solo la inversión enfocada a petróleo y minería bajó un 11,7% a US$2.688 millones y representó el 81,5% del total de flujos que recibió el país durante el primer trimestre.

En tanto, la inversión extranjera directa en otros sectores de la economía bajó un 1,9% a US$608,7 millones en el periodo analizado.

En la misma línea, la inversión foránea de portafolio en activos colombianos, como deuda pública y acciones, se desplomó un 58,7% a US$1.063 millones entre enero y marzo, en comparación con el mismo lapso del año anterior.

La disminución del apetito de los inversores en portafolios colombianos se presenta en medio de la sustitución de los activos de los agentes en anticipación a la expectativa de un próximo aumento en las tasas de interés en Estados Unidos, que ha valorizado los activos denominados en dólares.

El centro de pensamiento económico ANIF calculó que la inversión extranjera directa en la cuarta mayor economía de América Latina disminuirá cerca de un 20 por ciento este año, desde los 16.054 millones de dólares que recibió en el 2014.

Las cifras de menores ingresos de flujos externos alimentan una de las principales vulnerabilidades de Colombia, el déficit en la cuenta corriente, que en el 2014 se acentuó a un 5,2% del Producto Interno Bruto (PIB) -equivalente a US$19.783 millones-, desde un 3,2% del PIB en el 2013.