La inversión de las empresas en México subió levemente en julio pero mucho menos de lo previsto por el mercado, afectada por la caída en las compras de maquinaria importada, mientras el país se recupera de su peor recesión económica en décadas.

La inversión fija bruta subió 0,8% en julio a tasa interanual, según datos difundidos este lunes por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), una lectura mucho menor que el 2,26% estimado por los analistas consultados en un sondeo de Reuters.

En cifras ajustadas por estacionalidad, la inversión fija bruta subió un 0,98% en julio contra el mes previo, según el Inegi.

La economía mexicana está saliendo de su peor recesión desde la década de 1930 y el banco central ha reconocido que el consumo y la inversión privada aún no recuperan los niveles que tenían antes de la crisis.

El Producto Interno Bruto (PIB) de México se desplomó el año pasado 6,5%, lo que dejó una estela de despidos y cierre de empresas.

EL PIB mexicano crecería este año al menos 4,5%, según cálculos oficiales, sobre todo por la demanda por exportaciones locales desde Estados Unidos.