Lima. La inversión privada logró recuperarse este año con un leve crecimiento de 0,5% luego de presentar resultados negativos en los últimos tres años, indicó el Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) de la Cámara de Comercio de Lima (CCL).

En el 2014, la inversión privada registró una variación negativa de -2.3%, mientras en el 2015 y 2016 los resultados fueron de -4.3% y -5.9%, respectivamente.

"Esta fase de recuperación se debe al registro de mayores inversiones en el sector minero que sumaron US$3.256 millones entre enero y setiembre del presente, registrando así un crecimiento de 6% debido principalmente a la mejora de los precios de los minerales en el mercado internacional", manifestó César Peñaranda, director ejecutivo del IEDEP-CCL.

Asimismo, se les atribuye a mayores inversiones en sectores como manufactura, hidrocarburos y energía.

Recuperación. En el primer semestre del año, la inversión privada registró una caída de -1,5% debido a los efectos que dejó El Niño Costero y la disminución de proyectos inmobiliarios y construcción de centros comerciales.

Sin embargo, a partir del tercer trimestre el panorama mejora registrando un crecimiento de 5% iniciando así una etapa expansiva que podría llegar hasta el 2018.

Inversión pública. Respecto a la inversión pública este obtuvo un importante crecimiento de 5.4% al cierre del 2017, luego de presentar magros resultados en los últimos años. En el 2016, la tasa de crecimiento registró apenas el 0.6% y en el 2015 registró una fuerte caída de -9.5%.

La tendencia negativa siguió en el primer semestre de este año (-10.5%) por menores inversiones del gobierno nacional. 

Sin embargo, a partir del tercer trimestre del año la inversión pública logra recuperarse registrando una variación positiva de 4.6% impulsada por una mayor ejecución de proyectos en las regiones que fueron afectadas por El Niño Costero, así como los obras realizadas para los Juegos Panamericanos.

"La evolución positiva de las inversiones puede continuar el próximo año y coadyuvar a alcanzar una tasa mayor de crecimiento del PBI. Empero, factor negativo será la incertidumbre que está generando la difícil coyuntura política, esto es válido tanto para la inversión pública como privada", puntualizó Peñaranda.