El estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), banco de fomento del Gobierno brasileño, calcula que las inversiones en el país llegarán a los US$1,9 mil millones entre 2013 y 2016, informó la entidad.

Los datos del BNDES apuntan un alza del 29% en la comparación con el período entre 2008 y 2011, cuando se invirtieron US$1,5 mil millones. Los cálculos se hicieron con los sectores responsables por el 57% de las inversiones en Brasil y en las proyecciones econométricas de especialistas que engloban el 43% restantes.

Según la entidad, la industria debe contribuir a las inversiones con US$500 mil millones, un 22% más que los US$423.000 millones que invirtió entre 2008 y 2011. Del total, el sector del petróleo y gas debe invertir unos US$203.000 millones, un 46,8% más que los US$138.000 millones invertido entre 208 y 2011.

La infraestructura deberá aportar otros US$245.000 millones, lo que representa un 36,2% más que el dinero invertido entre 2008 y 2011, con destaque para la energía eléctrica, que con US$84 millones deberá crecer un 3,6% ante la misma comparación.

"Los principales destaques en infraestructura están relacionados a la logística y hacen parte de los esfuerzos del Gobierno para ampliar la competitividad de la economía brasileña. En este sentido, las inversiones en logística (carreteras, líneas de tren, puertos y aeropuertos) deben pasar de US$40.000 millones a US$90.000 millones, un aumento del 124% en la comparación entre 2008 y 2011 y entre 2013 y 2016", apuntó el BNDES en una nota.

El banco de fomento apunta a inversiones de US$35.000 millones en carreteras, US$39.000 millones en líneas de tren, US$12.000 millones en puertos y US$4.500 millones en aeropuertos.