Bogotá. Los inversionistas extranjeros y las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFPs) incrementaron sus portafolios en deuda pública doméstica de Colombia durante julio, mientras que el sector bancario, incluido el banco central, redujo sus tenencias de esta clase de títulos.

Según revelaron el martes cifras del Ministerio de Hacienda, el saldo de títulos TES en manos de agentes foráneos subió un 4,7% a 46,75 billones de pesos (US$15.622 millones) en el séptimo mes del año, lo que los mantuvo como los segundos mayores tenedores de este tipo de deuda colombiana.

Los TES son la segunda fuente de financiación interna del gasto público colombiano, detrás del recaudo de impuestos.

Por su parte, las AFPs continuaron como las mayores poseedores de TES, al incrementar en un 3,9% sus portafolios a 60,66 billones de pesos (US$20.272 millones), precisó el ministerio en su página de internet.

Analistas atribuyeron el aumento en los portafolios de ese tipo de agentes a la posibilidad de que el índice GBI-EM Global Diversified de JPMorgan eleve la participación de Colombia en el caso de que se ajuste a la baja la ponderación de Turquía, tras la reciente pérdida de su grado de inversión.

El saldo de la deuda de la cuarta economía de América Latina contraída a través de TES se situó en 220 billones de pesos al cierre de julio (US$73.517 millones).

En contraste, los bancos redujeron su portafolio en TES en un 2,2% durante julio a 35,9 billones de pesos, al tiempo que el Banco Central lo disminuyó en un 25,4% a 8,8 billones de pesos.