Fráncfort. Los préstamos a las empresas privadas de la zona euro se recuperaron en enero tras sufrir una caída récord en diciembre, impulsados por el primer desembolso de los créditos ultrabaratos del Banco Central Europeo, mostraron el lunes cifras del organismo.

El flujo mensual de crédito a las empresas se estabilizó, cayendo apenas 1.000 millones de euros luego de haberse desplomado en 35.000 millones de euros en diciembre.

El BCE inundó el sistema bancario con 489.000 millones de euros en créditos a tres años en diciembre y el miércoles ofrecerá otra ronda de fondos.

"Aunque aún es prematuro y las cifras mensuales tienden a ser muy volátiles, las cifras de enero apuntan a una mejora de las condiciones crediticias. Eso es una buena noticia para la zona euro y debería dar confianza al BCE de que sus inyecciones de liquidez están funcionando como quería", dijo Jens Sondergaard, analista de Nomura.

El presidente del BCE, Mario Draghi, ha dicho que este programa logró evitar "un gran, gran racionamiento del crédito", comentarios que estas cifras respaldan.

La llamada oferta monetaria M3 -que mide la cantidad de efectivo en la economía- creció a una tasa anual del 2,5% en enero, según mostraron las cifras del BCE.

Esta cifra marcó un repunte respecto del alza del 1,5% vista en diciembre y superó el incremento del 1,8% esperado por los analistas consultados por Reuters.

El promedio móvil de tres meses que mide la evolución del M3 se mantuvo estable y permaneció cómodamente por debajo de la tasa referencial del 4,5%, que es el nivel que el BCE ve como una amenaza para la estabilidad de precios en el mediano plazo.