Los precios al consumidor en Paraguay cayeron un 0,9% en junio por la baja de algunos alimentos, con lo que en los últimos 12 meses acumulan un avance del 2,5%, dijo este jueves el Banco Central.

La tasa mensual fue muy inferior a la de 1,5% de mayo y también menor al -0,1% de junio del año anterior.

La inflación acumulada en el primer semestre del año es de un 1,4%. La meta de Paraguay es cerrar el 2015 con una inflación de 4,5%, con un margen de 2 puntos porcentuales hacia arriba o abajo.

El Banco Central dijo en un informe que verificó una leve reducción de precios en algunos alimentos, entre los que destacó la carne vacuna -por un aumento de la oferta característico del inicio de la temporada de invierno-, la harina, los panificados y los aceites.

"A nivel internacional los cereales muestran cuantiosas existencias, en combinación con perspectivas de cosecha favorables para el presente año, factores que mantienen la presión a la baja sobre los precios internacionales del producto" dijo el informe.

En contrapartida, los bienes duraderos y los combustibles registraron aumentos en junio vinculados a la depreciación de la moneda local, el guaraní, frente al dólar estadounidense.

"Se identificaron alzas de precios en vehículos (...) equipos audiovisuales y electrodomésticos, aumentos directamente relacionados con la revalorización del dólar en el mercado doméstico", concluyó el documento.

En junio, el Banco Central redujo su tasa de política monetaria en 25 puntos básicos a un 6% anual, luego de haberla reducido en los meses de marzo y abril.

En el 2014 los precios acumularon una subida de 4,2%.