Lima. Los precios al consumidor en Perú cayeron un 0,15% en noviembre, su segundo retroceso en lo que va del año, debido al descenso en los precios de los alimentos y de las tarifas de transporte, informó el gobierno el lunes.

Analistas consultados por Reuters habían anticipado que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) en Lima Metropolitana, el dato de referencia para el mercado y el Banco Central, se mantendría estable en noviembre.

El IPC del undécimo mes del año se compara con la contracción de un 0,22% en noviembre del año pasado y con un alza del 0,38% que registró en octubre.

Con el resultado del mes, la inflación acumulada entre enero y noviembre fue de un 2,99%; y la tasa anualizada se ubicó en un 3,16%, por encima del techo del rango meta fijado por el Banco Central en entre un 1% y un 3%.

Los precios del rubro alimentos y bebidas -los de mayor peso en el IPC- bajaron un 0,39% en noviembre, precisó el Instituto Nacional de Estadística e Informática en un reporte.

En tanto, los precios del rubro de alquiler de vivienda, combustible y electricidad cayeron un 0,02% en noviembre; mientras que los de tarifas y comunicaciones bajaron un 0,21%, precisó el instituto.

Perú cerraría el 2014 con una inflación de un 3%, de acuerdo a la estimación más reciente del Banco Central.

En su encuentro de política monetaria de noviembre, el banco central mantuvo su tasa clave de interés en un 3,5% porque las expectativas de inflación permanecen ancladas y se han observado indicios de una recuperación de la economía local.

La economía peruana se ha desacelerado este año en medio de una menor demanda de metales de grandes consumidores como China, un declive en la producción de metales clave como el oro y una ralentización de las inversiones.

El Banco Central recortó en octubre su estimación de crecimiento para este año a un 3,1%, lejos del 5,8% del 2013.