Santiago. Una nueva encuesta de Ipsos realizada en 14 países revela que el 71% de adultos de todo el mundo está de acuerdo en que, a largo plazo, el cambio climático es una crisis tan grave como lo es Covid-19.

La encuesta muestra un amplio apoyo a las acciones de los gobiernos para priorizar el cambio climático en la recuperación económica después de Covid-19, con un 65% de acuerdo a nivel mundial que esto es importante. 

La encuesta se realizó en línea entre más de 28.000 adultos entre el 16 y el 19 de abril de 2020. Eso números complementan el tradicional estudio de Ipsos sobre medio ambiente en contexto del Día de la Tierra.

Según el estudio, el cambio climático sigue siendo el problema ambiental más importante a nivel mundial, con un 37% que lo cita como uno de sus tres principales problemas ambientales.

Otros problemas ambientales que son importantes para los ciudadanos son la contaminación del aire (33%) y la cantidad de desechos que generamos (32%), seguida de la deforestación (26%) y la contaminación del agua (25%). La preocupación por los cuatro temas principales ha aumentado desde hace dos años.

La mayoría del público global (68%) está de acuerdo en que si sus gobiernos no actúan ahora para combatir el cambio climático, estarán fallando a sus ciudadanos.

La mayoría del público global (68%) está de acuerdo en que si sus gobiernos no actúan ahora para combatir el cambio climático, estarán fallando a sus ciudadanos. Casi seis de cada diez (57%) dicen que no votarían por un partido político cuyas políticas no toman en serio el cambio climático.

La encuesta de Ipsos revela además que el público está dispuesto a ejercer su poder adquisitivo: el cambio más popular es evitar los productos que tienen muchos envases, con un 57% a nivel mundial que dice que es "probable" que cambien su comportamiento al respecto el próximo año. En Chile la cifra llega a 59%.

Esto es seguido por evitar comprar nuevos bienes, el 52% se muestra dispuesto a reparar lo que tiene o comprar productos usados en su lugar (56% en Chile), el 50% a ahorrar energía en el hogar (51% en Chile), el 49% a reciclar (55% en Chile) y el 49% a ahorrar agua en el hogar (50% en Chile).

La investigación muestra además que los ciudadanos están divididos sobre la probabilidad de que emprendan cambios de estilo de vida menos cómodos y convenientes.

Los datos de Chile son: el 45% dice que es probable que eviten volar en el próximo año para limitar su contribución personal al cambio climático, mientras que un tercio (35%) dice que es poco probable que haga este cambio. El 40% dice que es probable que coma menos carne. Sin embargo, el 30% dice que es poco probable que hagan este cambio. El 42% dice que es probable que consuman menos productos lácteos o que los reemplacen con alternativas como la leche de soja y el mismo porcentaje dice que es poco probable que haga lo mismo.