Dublín. Irlanda colocó este martes 1.500 millones de euros (US$1.943 millones) en bonos como planeaba, pese a un reciente recorte de calificación de Moody's, con lo que cubrió sus necesidades de financiamiento hasta el próximo año, aunque a altos rendimientos.

La Agencia Nacional de Administración del Tesoro (NTMA) dijo que el país estaba completamente financiado hasta el segundo trimestre de 2011 después de vender 750 millones de euros en papeles que vencen en el 2016 y 750 millones con plazo al 2020.

La NTMA normalmente alcanza el máximo de su objetivo de emisión, pero los costos de endeudamiento de Irlanda han subido con fuerza, en línea con otros países de la periferia de la zona euro, desde que tomó forma la crisis de deuda.

Moody's rebajó este lunes su calificación crediticia del país en un nivel, debido a los importantes costos de su rescate bancario y las débiles perspectivas de crecimiento.

En la emisión del martes, el rendimiento promedio del bono 2016 cayó levemente a 4,496%, desde 4,521% de la última subasta comparable de junio, restándole importancia a las malas noticias que han aparecido desde entonces en cuanto a la capacidad de Irlanda de reducir su déficit fiscal.

Pero el rendimiento promedio del bono referencial 2020 se elevó a 5,537%, desde el 4,688% pagado en abril.

Analistas dijeron que los resultados de la subasta fueron sólidos a la luz de la rebaja de Moody's, particularmente dado las tasas de oferta a cobertura de 3,6 y 3,0 veces, respectivamente, lo que indica una alta demanda.

"Los resultados de la subasta son bastante fuertes en el contexto de la rebaja de Moody's. Pienso que el hecho de que haya una sólida demanda les dará bastante comodidad", dijo Oliver Mangan, economista jefe de bonos de AIB Global Treasury en Dublín.

"Lo principal, como lo vimos la semana pasada con España, es que los países de la periferia (de la zona euro) no han tenido dificultades para financiarse en los mercados", comentó.

El diferencial de los bonos irlandeses a 10 años contra sus equivalentes de referencia alemanes se estrechó a 284 puntos base después de cerrar en 299 puntos base el lunes.