La Oficina Central de Estadísticas de Israel redujo hoy su pronóstico de crecimiento económico para el segundo trimestre de 2017 a 2,4% debido a la caída en las exportaciones.

De acuerdo con el pronóstico inicial de la oficina, el producto interno bruto (PIB) de Israel debía crecer en 2,7% en el segundo trimestre de 2017.

Sin embargo, una caída de 4,1% de las exportaciones durante el segundo trimestre del año hizo que la oficina actualizara el cálculo de crecimiento a 2,4%. El descenso continúa una tendencia de exportaciones desaceleradas. Las exportaciones representan cerca del 40% de la actividad económica de Israel.

A pesar del cálculo menor, el PIB sigue representando un cambio positivo después de que Israel presenciara un crecimiento de sólo 0,6% en el primer trimestre de 2017.

Un pronóstico reciente del banco central de Israel prevé que la economía israelí se elevará en 3,4% en 2017, una meta que los analistas consideran factible.