Jerusalén. El gobernador del Banco de Israel, Stanley Fischer, confirmó este sábado que había presentado su candidatura para liderar el Fondo Monetario Internacional.

La televisión israelí había informado previamente que el nombre de Fischer estaba en la lista final de candidatos para el puesto que quedó vacante tras la renuncia del francés Dominique Strauss-Kahn.

"Surgió una oportunidad extraordinaria e inesperada, quizá una que no ocurra nuevamente, para competir por la jefatura del FMI, la cual tras mucha deliberación decidí aprovechar. Esto, pese a que es un proceso complicado y pese a las posibles barreras", escribió Fischer en un comunicado.

La principal barrera podría ser su nacionalidad israelí-estadounidense, ya que tradicionalmente el FMI es liderado por un europeo.

La favorita para quedarse con el cargo es la ministra de Economía francesa Christine Lagarde, pese a los pedidos de los países emergentes para acabar con la costumbre de que un europeo encabece el FMI.

Fischer se suma así a una lista integrada por Lagarde y por el gobernador del banco central de México, Agustín Carstens.