Cannes. Italia acordó permitir que el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea (UE) controlen su avance en el cumplimiento de metas sobre reformas de pensión, laborales y estructurales que fueron acordadas con líderes de la UE la semana pasada, dijo este viernes una fuente de alto rango de la UE.

"Necesitamos asegurarnos que exista credibilidad sobre las metas de Italia (...) que va a cumplirlas. Decidimos tener al FMI involucrado en la vigilancia, usando su propia metodología, y los italianos dicen que pueden vivir con eso", declaró.

"Italia no tiene problemas con la vigilancia en lo absoluto, aún con la participación del FMI", sostuvo, agregando que la Comisión Europea y el FMI reportarían sobre cómo Italia está cumpliendo sus objetivos.

El dijo que una línea de crédito precautoria no era vista como una opción creíble para Italia, donde uno de los principales problemas ha sido la confianza del mercado en sus planes.

"Con el clima general y la falta de credibilidad de Italia, cada pequeño traspié o problema es agravado y empeora las cosas, por lo que los mercados no tienen confianza", expresó.