El Tesoro italiano colocó el máximo previsto de 8.000 millones de euros (US$10.348,4 millones) en bonos a seis meses con un tipo de interés del 1,347%, lo que supone una reducción del 0,16% respecto a la anterior subasta.

Además, el Tesoro recibió una demanda por 12.147 millones de euros (US$15.712,8 millones), lo que supone un ratio de cobertura de 1,52 veces la oferta, que supera el 1,39 de la pasada emisión, indicó la agencia EFE.

La verdadera prueba llegará este martes, cuando el Tesoro espera financiarse con entre 5.000 millones y 7.000 millones de euros en bonos a 5 y 10 años.

La semana pasada, Italia consiguió colocar 4.000 millones de euros en bonos a 2, 10 y 15 años a un menor interés con respecto a las últimas ofertas de deuda de este tipo, lo que suponía un ligero respiro para el Tesoro italiano, que en la anterior subasta había tenido que pagar más por adjudicar sus títulos.