Marsella, Francia. Italia iniciará la semana próxima una revisión en profundidad sobre el progreso de los esfuerzos pasados para mejorar las finanzas públicas y el crecimiento, a fin de encontrar nuevas medidas para estimular a la economía, dijo este sábado el ministro Giulio Tremonti.

Italia, la tercera mayor economía de la zona euro, ingresó al centro de la crisis de deuda de la zona euro en las últimas semanas porque la dividida coalición de centro-derecha del primer ministro Silvio Berlusconi se ha mostrado vacilante sobre las medidas para alentar la expansión y cortar la deuda.

"Nuestra economía requiere una revisión. Si parte de las cosas que hemos hecho están funcionando tenemos que comunicarlas. Si hay cosas que agregar las agregaremos", dijo Tremonti, el ministro de Economía italiano, a la prensa en la ciudad francesa de Marsella, donde están reunidos los titulares de Finanzas del Grupo G-7.

"Hablé ayer sobre esta idea con el vice director general del Banco de Italia. Debemos tomar este inventario junto a las organizaciones económicas -OCDE, FMI y la Comisión de la UE- que han expresado gran interés en esos eventos", sostuvo.

Una emergencia en Italia podría abrumar los mecanismos existentes de rescate de la zona euro.

Bajo la creciente presión de los mercados de bonos, Roma ha presentado un paquete de austeridad que busca equilibrar el presupuesto para el 2013 y reducir una deuda de 1,9 billones de euros.

Se espera que las medidas para la reducción del déficit sean aprobadas por el Parlamento italiano a comienzos de la semana próxima, pero existe un gran temor de que los debates políticos frenen más el ya frágil crecimiento del país.

Tremonti dijo también que hay consenso amplio respecto a que el mundo no ha superado su crisis económica.

"Ahora han pasado casi cinco años desde el inicio de la crisis el 2007 y va a seguir", afirmó. "La crisis ha sido capeada pero no creo que haya sido superada y esa es la opinión de todos", aseveró.