Roma. El primer ministro italiano, Mario Monti, enfrenta un voto de confianza el jueves en el Parlamento, luego que pidiera acelerar la aprobación final de un paquete de austeridad de 33.000 millones de euros (US$43.000 millones) que apunta a recuperar la confianza del mercado en la tercera economía de la zona euro.

Hace solo cinco semanas que Monti reemplazó a Silvio Berlusconi como primer ministro y formó un Gobierno de tecnócratas con amplio apoyo parlamentario para aprobar el llamado plan "Salvemos Italia".

El proyecto de ley, que el Senado votará en la tarde del jueves, debiera ser aprobado fácilmente.

El fracaso de Berlusconi en aplicar reformas mayores pusieron a Italia en el centro de la crisis de la deuda de la zona euro. Monti se las arregló para juntar una serie de dolorosas medidas de alzas de impuestos, recortes de gastos y reforma a las pensiones.

El Gobierno logró la aprobación del paquete en la Cámara baja la semana pasada mediante una moción de confianza para eliminar el debate sobre decenas de enmiendas. Se llamó a un voto de confianza en el Senado para asegurar la aprobación del proyecto antes de Navidad.

La moción de confianza también permite que los partidos den su respaldo al Gobierno de Monti al decir que apoyan la ley por un sentido de responsabilidad, pese a no estar de acuerdo con varias medidas.