Lima. El ministro de Economía y Finanzas, Luis Miguel Castilla, y el embajador de Japón en Perú, Masahiro Fukukawa, suscribieron los primeros préstamos japoneses otorgados durante el actual gobierno y que serán destinados a financiar dos proyectos en las zonas rurales de la sierra y selva por US$85 millones.

Así, el gobierno del Japón aprobó otorgar a Perú dos préstamos a través de la Japan International Cooperation Agency (JICA) hasta por un monto total de 7,660 millones de yenes (US$85 millones).

Castilla indicó que US$50 millones del préstamo servirán para financiar el Programa de Pequeña y Mediana Infraestructura de Riego en la Sierra de Perú, mientras que los otros US$35 millones serán para financiar el Programa de Agua Potable y Saneamiento para la Amazonía Rural.

El programa en la sierra tiene como objetivo proveer de infraestructura de riego a las poblaciones del ámbito de influencia para que dispongan de agua para sus cultivos.

La ejecución de los proyectos de irrigación se llevará a cabo en la sierra de nueve regiones del país como Amazonas, Piura, La Libertad, Ayacucho, Cajamarca, Ancash, Junín, Huánuco y Huancavelica.

Destacó que la ejecución del Programa de Pequeña y Mediana Infraestructura de Riego en la Sierra de Perú permitirá incrementar los niveles de ingreso y, por consiguiente, lograr un cambio en el bienestar de la población beneficiada.

El costo total del citado programa sería de US$76,4 millones, de los cuales el US$65 se financiará con un préstamo de la JICA hasta por US$50 millones y el 35% será financiado con recursos del Tesoro Público (US$26,4 millones).

En tanto, el Programa de Agua Potable y Saneamiento para la Amazonía Rural tiene por objetivo mejorar las condiciones actuales de los servicios de agua y saneamiento en las zonas rurales de las regiones de Amazonas, San Martín y Loreto.

Esta inversión social en las zonas rurales de la Amazonía se desarrollará mediante la ejecución de proyectos de agua potable y saneamiento, con la finalidad de disminuir la prevalencia de enfermedades infecciosas intestinales de la población en dichas regiones.

El costo total del programa se estima en US$54,55 millones, de los cuales el 64% será financiado con un préstamo de la JICA (35 millones) y el 36 por ciento será financiado con recursos del Tesoro Público.

Castilla refirió que ambas intervenciones del Estado están orientadas a mejorar progresivamente la calidad de vida de la población inmersa en el ámbito de los programas señalados.

“A través de estos proyectos de lucha contra la pobreza y promoción de la inclusión social se impulsarán las zonas rurales de la sierra y la selva que requieren prioritaria atención en el país”, sostuvo.

Detalló que los préstamos serán cancelados en 25 años, incluyendo un período de gracia de siete años, mediante cuotas semestrales y en lo posible iguales, a una tasa de interés de 1,7% anual sobre una porción del préstamo que se destinará a financiar las obras y una tasa de interés de 0.01 por ciento anual sobre la porción del préstamo destinada a cubrir los gastos en consultorías.