Tokio. Japón podría comprar más bonos emitidos por el fondo de rescate europeo para ayudar a contener la crisis en el Viejo Continente, pero la decisión dependerá de los esfuerzos de los funcionarios europeos por enfrentar sus problemas, dijeron este miércoles funcionarios nipones.

"Los problemas fiscales en Europa son muy importantes para Japón (...) Planeamos considerar vías para apoyar a a Europa como compras de bonos de la Facilidad Europea de Estabilidad Financiera (EFSF, por su sigla en inglés)", dijo el secretario jefe del Gabinete, Osamu Fujimura, en una rueda de prensa.

Japón, que posee el 20% del total de bonos emitidos por la EFSF, dirá a sus socios en la reunión del G-20 este mes sobre su intención de considerar compras adicionales, dijo a la prensa otro funcionario, que declinó ser identificado.

"Nuestra posición no ha variado respecto a que consideraremos continuar nuestras compras mientras tomamos en cuenta los esfuerzos de estabilización de los países europeos y varios otros factores", dijo el funcionario.

Consultado sobre si Japón explicará su posición en la próxima reunión de ministros de Finanzas y banqueros centrales del G-20 en París, el funcionario indicó: "Lo haremos si nos lo piden, mientras evaluamos la situación y esfuerzos en Europa".