Tokio. El primer superávit comercial de Japón en cinco meses y un restablecimiento de la confianza entre los fabricantes se suman a la evidencia que la economía nipona está creciendo de nuevo, lo que reduce la necesidad de una mayor flexibilización de la política monetaria.

Las exportaciones a Estados Unidos subieron en febrero a su ritmo anual más rápido en más de 12 meses, con las exportaciones de autos saltando en más de un cuarto, lo que refuerza la visión del gobierno de que la economía está mejorando después de contraerse a finales del 2011.

"La economía de Japón debería ser capaz de recuperarse en momentos en que las economías extranjeras se estabilizan y mientras reconstruimos por el terremoto. La competitividad de las exportaciones está mejorando, lo que baja la presión sobre el banco central", dijo Shuji Tonouchi, estratega de renta fija de Mitsubishi UFJ Securities Morgan Stanley.

"Aún así, probablemente veamos déficits comerciales en el futuro ya que tenemos que importar más energía por el declive en el uso de la energía nuclear", agregó.

El superávit comercial en febrero de 32.900 millones de yenes (US$393 millones) fue un cambio brusco desde un déficit récord de 1.476 billones de yenes en enero, con los analistas pronosticando un déficit de 120.000 millones de yenes.

Por separado, el índice Reuters Tankan del ánimo de los fabricantes subió 13 puntos a +2, su mayor alza mensual desde junio del 2009, y se espera que se mantenga en ese nivel por tres meses.

El referencial, derivado de la sustracción del porcentaje de respuestas pesimistas de aquellas optimistas, sugiere que la encuesta trimestral Tankan del Banco de Japón (BOJ, por su sigla en inglés), que será reportada el 2 de abril, también podría mostrar una notable mejoría.

"La posibilidad de un relajamiento adicional del BOJ ha declinado desde una perspectiva económica", dijo Taro Saito, economista de NLI Research Institute.

"Pero todavía hay una posibilidad de que esto ocurra dependiendo de la presión política y las perspectivas de la política monetaria de Estados Unidos", advirtió.