Tokio. El jefe del fondo de rescate europeo sostuvo este lunes que importantes funcionarios de Japón le dijeron que el país seguiría comprando bonos emitidos por el organismo.

"El gobierno japonés continuará comprando los bonos EFSF (Fondo Europeo de Estabilidad Financiera por su sigla en inglés) que hemos estado emitiendo durante los últimos diez meses y seguiremos estando en contacto para operaciones futuras", dijo Klaus Regling a periodistas tras una reunión con Takehiko Nakao, viceministro de Finanzas para Asuntos Internacionales.

Klaus Regling estuvo en Tokio después de haber intentado convencer a China de invertir en los bonos EFSF, asegurando que los inversores podrían estar protegidos contra un quinto de las pérdidas iniciales y que los bonos podrían eventualmente ser vendidos en yuanes si Pekín así lo desea.

Regling viajó a Asia un día después de que los líderes de la zona euro llegaron a un trabajoso acuerdo sobre la crisis de dos años, que a pesar de todo dejó a economías importantes como Italia y España bajo presión de los mercados financieros.

Los funcionarios japoneses han dicho en el pasado que Tokio estaría dispuesto a comprar más bonos emitidos por el EFSF, pero que querían ver a Europa tomar pasos decisivos para contener su crisis de deuda soberana.

Japón tiene alrededor de 2.700 millones de euros, o un 20%, del total de bonos emitidos por el EFSF, después de las compras que hizo en enero y junio.

Pero no queda claro si estaría interesado en invertir en el nuevo instrumento especial.

China, que tiene la mayor cantidad de reservas internacionales del mundo, se ha mostrado cauta por el momento. Aunque ha expresado confianza en que Europa puede sobreponerse a la crisis de deuda, no ha hecho ninguna oferta pública de comprar más deuda soberana europea.