Francfort. Las presiones inflacionarias en la zona euro se han incrementado en el último mes y los riesgos son al alza, por lo que se requiere "fuerte vigilancia", dijo este jueves el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet.

"Se requiere una fuerte vigilancia en vista de los riesgos al alza para la estabilidad de precios", dijo Trichet en una conferencia de prensa después que el BCE dejó las tasas de interés en mínimos históricos del 1%.

Trichet agregó que las presiones inflacionarias se han incrementado desde el último encuentro del BCE un mes atrás, debido principalmente a un aumento en los precios de las materias primas, señalando que los riesgos en los precios eran al alza.

El BCE utilizó la frase "fuerte vigilancia" reiteradamente durante su ciclo de alzas de tasas entre el 2005 y el 2007, típicamente un mes antes de cada aumento de tasas, aunque hubo excepciones a esa regla. No estuvo claro si la frase tenía ahora el mismo efecto.

La inflación de la zona euro se aceleró al 2,4% el mes pasado, superando la meta del BCE de cerca pero por debajo del 2%.