Davos. El euro no está en crisis, aunque algunos países del bloque tienen problemas que se deben contener, dijo este jueves el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet.

"No hay crisis de la moneda del euro. Eso es absolutamente obvio", expresó.

Los responsables de política monetaria de Estados Unidos, la Unión Europea y el sector financiero tenían previsto centrarse en los problemas de la deuda europea en una serie de reuniones privadas y paneles de discusión en el Foro Económico Mundial, que se celebra anualmente en Davos, Suiza.

Trichet aseguró además ante un panel que los bancos centrales de Estados Unidos, la zona euro y Gran Bretaña están unidos en su propósito de mantener la estabilidad de precios a pesar de las diferencias sobre el alivio cuantitativo.

El funcionario agregó que si bien el BCE no ha incurrido en el alivio cuantitativo, imprimiendo dinero para comprar bonos gubernamentales y otros activos, ha suministrado liquidez ilimitada a los bancos durante la crisis financiera.

"Permítanme decirles que considero que entre los banqueros centrales estamos muy unidos en el propósito de anclar sólidamente las expectativas inflacionarias en el mediano plazo, en línea con nuestra comprensión de la estabilidad de precios que en nuestro caso es cercana pero bajo el 2 por ciento", aseguró.

Los diferentes enfoques se deben a diferentes estructuras de las economías de Estados Unidos y Europa, dijo el funcionario, con los mercados jugando un importante rol en financiar a la economía real estadounidense y los bancos realizando la misma labor en Europa.