Tokio. Asia claramente sigue impulsando la recuperación económica mundial, pero si las tensiones en la zona euro empeoran, la región se verá afectada negativamente a través del comercio y sus lazo por el sector financiero, dijo este sábado la jefa del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.

Lagarde habló en una conferencia de prensa después de una reunión con el ministro de Finanzas de Japón, Jun Azumi.

Antes de llegar a Tokio, Lagarde visitó Moscú y Pekín, en un intento por convencer a las potencias emergentes para que aporten parte de sus vastas reservas de divisas para fortalecer el fondo de rescate de la zona euro.

Líderes europeos buscan evitar una debacle en la zona euro, mientras Italia se aproxima a aprobar las medidas de austeridad que le exigen los líderes de la región, en medio de llamados mundiales para que se adopten rápidamente medidas para contener la propagación de la crisis de deuda.