Rabat. Aún es prematuro dar proyecciones precisas del impacto del brote de coronavirus sobre el crecimiento económico en China y el mundo en 2020, dijo este jueves la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva.

El FMI aún está revisando sus proyecciones de crecimiento en China mientras analiza el impacto de la epidemia en la economía global, dijo Georgieva en una conferencia de prensa en la capital de Marruecos, Rabat, donde discutió los preparativos para las reuniones del FMI y el Banco Mundial que se celebrarán en octubre del 2021 en Marrakech.

El FMI dijo el mes pasado que el crecimiento mundial subiría a un estimado 2,9% en 2019, a 3,3% en 2020 y 3,4% en 2021.

“Todavía esperamos que el impacto sea una curva en forma de V” con un fuerte descenso en China y un fuerte rebote después de la contención del virus, dijo.

“Pero no estamos excluyendo que podría convertirse en un escenario diferente como una curva en U donde el impacto es algo más largo”, añadió.

La jefa del FMI también dijo que la deuda de Argentina era insostenible y que se reuniría con el ministro de Economía argentino, Martin Guzmán, en dos días para discutir "cómo el FMI puede ser de ayuda".

El FMI está dispuesto a ayudar a Argentina a estabilizar su economía, apoyar a sus personas más vulnerables y abordar la pobreza "de manera responsable", agregó Georgieva.

El gobierno de Buenos Aires debe llevar a cabo negociaciones con los acreedores, dijo, y agregó: "El gobierno ya anunció su compromiso de un proceso de colaboración con sus acreedores".