Pekín. China debería comprar oro para diversificarse más y proteger sus reservas de moneda extranjera, dijo el jefe de estudios del banco central de China en comentarios publicados el lunes.

El oro se ha convertido en "el único refugio seguro para los inversionistas aversos al riesgo" cuando otros activos, que van desde bonos soberanos hasta propiedades, están perdiendo valor, escribió Zhang Jianhua, jefe del departamento de estudios del Banco Popular de China, en el Financial News, un diario publicado por el banco central.

"El gobierno chino (...) necesita optimizar más la cartera de activos en moneda extranjera de China y una entrada relativamente baja sería comprar activos en oro", escribió Zhang.

Los llamados a que Pekín gaste en oro parte de sus US$3,2 billones en reservas en moneda extranjera son frecuentes entre los analistas, pero el banco central chino normalmente busca enfriarlos.

Yi Gang, jefe de la Administración Estatal de Moneda Extranjera de China, dijo este año que el mercado del oro es demasiado pequeño y volátil para las reservas en moneda extranjera de China.

De acuerdo a las cifras del banco central, China actualmente posee 33,89 millones de onzas de oro en sus reservas, sin cambios desde abril del 2009.

Zhang escribió que dado que se espera que los mayores bancos centrales del mundo inyecten más liquidez a los mercados de dinero para apoyar el debilitado crecimiento económico -con programas como el alivio cuantitativo del Banco de Inglaterra-, solo el oro se verá más atractivo.

"No se sabe si el dinero recién inyectado ayudará a impulsar la frágil confianza de los inversionistas, pero es bastante predecible que la liquidez inundará de nuevo para crear una presión inflacionaria adicional", agregó.

El oro tradicionalmente se compra como cobertura contra los riesgos de la inflación y ha subido a niveles récord, dado que los bancos centrales han llevado a cabo políticas monetarias poco ortodoxas e impreso dinero para recuperar el crecimiento luego de la crisis financiera del 2008 y 2009.